Crowdsourcing en contexto

El trabajo de la multitud

Según Wikipedia:

 Crowdsourcing , del inglés crowd (masa) y outsourcing (externalización), consiste en externalizar tareas que, tradicionalmente, realizaba un empleado o contratista, a un grupo numeroso de personas o una comunidad (masa), a través de una convocatoria abierta.

El mismo artículo en la Wikipedia atribuye a Estellés y González (2012) esta otra definición:

El crowdsourcing es un tipo de actividad online participativa en la que una persona, institución, organización sin ánimo de lucro o empresa, propone a un grupo de individuos mediante una convocatoria abierta flexible la realización libre y voluntaria de una tarea. La realización de la tarea, de complejidad y modularidad variable, y en la que la multitud debe participar aportando su trabajo, dinero, conocimiento y/o experiencia, siempre implica un beneficio mútuo. El usuario recibirá la satisfacción de una necesidad concreta, ya sea esta económica, de reconocimiento social, de auto-estima, o de desarrollo de aptitudes personales, mientras que el crowdsourcer obtendrá y utilizará en su beneficio la aportación del usuario, cuya forma dependerá del tipo de actividad realizada.

Para ahondar aún más en el concepto, su desarrollo y su aplicación, además del citado artículo en la Wikipedia, que también puede consultarse en inglés (tratado con mayor detalle, como siempre en esta enciclopedia), recomiendo el artículo, también de Enrique Estellés, Situación del crowdsourcing en España, y, en general, su blog, donde además de sus propias aportaciones se pueden encontrar recursos adicionales.

Pero no es mi intención aquí teorizar sobre el outsourcing, sino situarlo en contexto. Y en este sentido, lo primero que hay que destacar es que en España es poco conocido. Obviamente lo es, y mucho, en el contexto del marketing digital, las redes sociales y, en general, en todo el mundillo de la economía digital. Pero es un desconocido casi absoluto en el contexto industrial y de la administración pública no relacionada directamente con el entorno de dicha economía. Como muestra, un botón: hace algunos días estuve en una clase de Master corporativo de un importante grupo industrial. Los asistentes, unos 30-35, eran todos titulados superiores (ingenieros, economistas, abogados, etc.): preguntados sobre el tema, les era completamente desconocido.

Éste es un claro ejemplo de la distancia que existe entre la cultura de los actores de la economía digital y los de la economía industrial tradicional, que he comenzado a tratar en un artículo anterior y que iré profundizando en algunos futuros. Y es también un ejemplo claro de que las maneras de la economía digital (y el crowdsourcing es claramente una de estas maneras) tienen aún mucho que aportar al entorno industrial. Y, a modo de muestra, haré un par de observaciones:

  1. Se habla frecuentemente de que uno de los modelos de lucha contra la crisis económica, en que la administración pública no tiene recursos económicos suficientes para acometer sus actuaciones, es el modelo PPP. Es decir, el modelo de colaboración público-privada (PPP viene de las siglas en inglés de Public-Private-Partnership). En este modelo, se establecen contractualmente una colaboración estrecha de largo plazo entre una administración pública y una o más empresas privadas, con el objetivo de construir una infraestructura o proveer un servicio. Pero no he oído hablar a nadie -todavía, porque es claro que llegará- del modelo PPPP, es decir, del People-Public-Private-Partnership, añadiendo a la pareja de colaboradores del modelo PPP a la gente, que hoy día tiene una gran capacidad de aportación gracias a sus dispositivos informáticos personales de gran potencia y a la existencia de Internet y las redes sociales.
  2. Indicios de lo anterior no son tan raros. De hecho, ya existen ejemplos de éxito. Con el enfoque citado, en Aqualogy hemos desarrollado una App para smartphones (iBeach) que permite conocer el estado de la calidad del agua y de los servicios en las playas en tiempo real, y que está disponible gratuitamente en las correspondientes App Stores. Esta App, permite también a cualquier persona que detecte una medusa, que lo comunique de manera inmediata a través de su smartphone, con una sencillez pasmosa, al centro de control de las playas. La gente participa en ello de una manera activa, porque se siente útil al proporcionar una información valiosa a una gran número de personas, a un coste personal nulo. Es un ejemplo obviamente menor, pero significativo. Algunos ayuntamientos, también utilizan webs que capturan información del estado del mobiliario urbano a través de los ciudadanos, que envían sus descubrimientos a través de sus teléfonos. Es conocida también el empleo de los propios conductores de vehículos como informadores a través de sus teléfonos de las condiciones del tráfico en calles y carreteras…Las cuestiones son:

a) ¿Qué coste económico y ambiental tendría implantar sensores físicos para poder disponer de una información tan extensa y de calidad como la que proporciona directamente la gente en estos esquemas de outsourcing?

b) ¿Podría hoy día la administración pública acometer proyectos de este tipo con un enfoque convencional, es decir, corriendo directamente con todos los costes de la implantación del sistema de sensores, el sistema de supervisión y control y la gestión asociada?

Hay pues que considerar el crowdsourcing en el contexto actual de la crisis económica en que nos encontramos, y explorar hasta el agotamiento su capacidad de aportación de soluciones no sólo en el ámbito digital, sino también en el industrial y de la administración pública. Ello será sin duda un gran elemento de incremento de competitividad a nivel de la ciudad (¿la smart city?) y del país. Y además tendrá claras repercusiones positivas sobre la vida de los ciudadanos, que no sólo mejorarán su calidad de vida (por mejores servicios), sino que se sentirán satisfechos de colaborar activa y con buen resultado a la mejora de la calidad de vida de sus conciudadanos.

Safe Creative #1210282581428

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s