Smart City Expo & World Congress 2016

Esta año participo con tres intervenciones en el Smart City Congress que se desarrolla en Barcelona entre el 15 y el 17 de noviembre. Más detalles aquí.

Foro ANAVAM

El próximo 15 de marzo participaré como ponente en el IV Foro Nacional de Gestión Ambiental, calidad y sostenibilidad, en Madrid, organizado por ANAVAM. Más detalles aquí.

Una visión de las ciudades inteligentes desde la perspectiva de la gestión del agua

SmartCity TagsLa revista Economía Industrial, del Ministerio de Industria, Energía y Turismo publicó ayer su número 395, dedicado a las ciudades inteligentes que incluye, entre otros, mi artículo Una visión sobre las ciudades inteligentes desde la perspectiva de la gestión del agua.

En este artículo, sostengo que la facilidad de gestión de la información, la reducción de sus costes y los nuevos hábitos sociales participativos van a afectar considerablemente la forma de gestionar los servicios urbanos. Se va a pasar del modelo clásico de gestión independiente y jerarquizada de cada uno de dichos servicios (transporte, energía, telecomunicaciones, agua, residuos…) a otro basado en la gestión integrada de la ciudad, con foco en la calidad de vida de los ciudadanos, la sostenibilidad y la resiliencia de la ciudad.

Para conseguir resultados en esta gestión integrada es imprescindible un modelo colaborativo, con base en la participación, la emprendeduría y la innovación abierta, en el que las iniciativas de venture capital también tienen mucho que aportar.

En el artículo planteo una visión de las Smart Cities en este contexto de gestión integrada de la ciudad, desde la perspectiva del gestor de agua urbana, con el importante papel que está llamado a desempeñar.


Una visión de las ciudades inteligentes desde la perspectiva de la gestión del agua –
CC by-nc-sa –
Fernando Rayon Martin

La cuarta “P”, que será la primera

Construyendo PPPA lo largo de esta persistente crisis económica, y ante la sequía generalizada de contratación de proyectos públicos de envergadura, ha sido frecuente oír hablar del Partenariado Público Privado (Public Private Partnership, PPP) como fórmula a la que podría recurrirse para viabilizar proyectos necesarios pero carentes de posibilidades de financiación desde la Administración Pública.

Los humanos somos, esencialmente, creativos. Por ello, en la práctica, sucede con los grandes conceptos que diferentes actores hacen interpretaciones muy distintas, según su propia creatividad. Y el PPP no es una excepción. Así, no es raro encontrar políticos y gestores públicos que piensan, totalmente convencidos, que PPP quiere decir, sin más, que el privado aporta la financiación y ellos inauguran la obra. También se dan empresarios que creen, con igual convencimiento, que PPP significa que ellos tienen la iniciativa y la Administración Pública (o directamente el contribuyente), corre con el 100% del riesgo.

El convencimiento total con el que ambos grupos defienden sus tesis es de tal magnitud, que con sólo cerrar un instante los ojos, se nos ilumina la mente con un sinnúmero de ejemplos de las dos situaciones. Y la prueba definitiva de la solidez de ese convencimiento (junto con la evidente capacidad de influencia de unos y otros) está en que en muchos de esos ejemplos no estamos hablando precisamente del chocolate del loro, sino de cifras cien o mil millonarias… Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: