Apalancamiento mercantil

[English version]

 

En estos tiempos de crisis galopante, uno de los problemas más importantes que tienen las empresas (sobre todo PYMES y pequeños emprendedores) es el de la falta de financiación. Como cualquier economista o empresario sabe, la financiación externa es un elemento fundamental para potenciar el funcionamiento de la empresa y hacerla crecer. La faculta -entre otras cosas- para poder contar con los medios necesarios para producir los bienes con cuyas ventas recibirá unos ingresos que le permitirán devolver a posteriori la financiación recibida y generar beneficios.

"Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo"

“Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”

La potenciación del funcionamiento de la empresa que aporta la financiación externa es tan grande que se ha hecho el símil de la palanca, en línea con lo que decía Arquímedes: dadme un punto de apoyo y moveré el mundo. Y por ello, a este efecto potenciador de la financiación se le denomina comúnmente en el lenguaje empresarial y contable como apalancamiento financiero.

En circunstancias normales (es evidente que ahora no estamos en esta normalidad, aunque es de esperar que algún día volverá), apalancar financieramente a las empresas para potenciar su funcionamiento es una de las actividades cotidianas de los bancos, que realizan a través de préstamos y otros instrumentos de diversa naturaleza.

Este tipo de apalancamiento se da en las empresas y en las pequeñas actividades mercantiles desde que existen los bancos, y forma parte natural y tradicional del modelo clásico de negocio de estas últimas entidades.

Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: